Biblioteca

Teniente Alberto Blest Gana

Historia de la Biblioteca Teniente Alberto Blest Gana

La Biblioteca de la Escuela Militar nace conjuntamente con la fundación de la Escuela Militar en 1817 tras la firma del Decreto que permitiría su creación. En sus inicios, la biblioteca era un pequeño depósito de libros y útiles varios utilizados en la enseñanza y el estudio, los suficientes para iniciar el largo proceso de crear un Ejército profesional en Chile. 

Esta situación se mantuvo hasta 1866 (con diversos altos y bajos producto de los diversos períodos históricos) cuando en la Recopilación de Leyes del Ejército del año 1866, se da a conocer el Reglamento de la Escuela Militar, el que señala que al Director de la Escuela le corresponde nombrar un ayudante del grado de teniente o capitán para realizar labores de bibliotecario y,ejercer una vigilancia constante sobre los alumnos en las salas de estudio, comedores y velar por la limpieza y el orden. También, dentro de este apartado, se señalan las misiones y disposiciones generales para el “ayudante bibliotecario“, lo que permitiría poder llevar un orden administrativo de la colección y préstamo de material a los usuarios. 

Con el transcurso del tiempo, la Biblioteca fue creciendo al punto que entre los años 1871 y 1881, logró aumentar su colección de forma significativa, enfocándose en trabajos de artillería, francés y diversas áreas militares, permitiendo y facilitando el acceso de material de estudio a los cadetes de la institución. Esto se complementó con el aumento de los horarios de atención y la distribución de catálogos entre los cuerpos de tropa y diversos organismos institucionales.

Es en el año 1895 cuando uno de los más grandes cambios se da de la mano del Director de la Escuela Militar, el Teniente Coronel Vicente del Solar; pues gracias a él se dispone que la Biblioteca de la Escuela Militar debía contar con un bibliotecario de dedicación exclusiva para atender las diversas necesidades de los cadetes y usuarios. Este cambio contribuyó a mejorar y aumentar los estándares de la Biblioteca y facilitar la movilización de material, ya que un Bibliotecario está capacitado para la administración y cuidado del material bibliográfico.

Vista de la Biblioteca de la Escuela Militar en 1903
Cambio de nombre y mejoras

Con la aprobación del Coronel Arnaldo Carrasco, Director de la Escuela Militar en 1943, se logra un cambio importante: regular la misión de la Biblioteca, estableciendo así que su objetivo es “cooperar al desarrollo educacional y cultural de los cursos militares y de humanidades, con a la cultura y progreso intelectual del personal de tropa del establecimiento, guiándolos hacia una apropiada y sana lectura”, este cambio logra entregarle a la Biblioteca un curso de acción, que se ha mantenido desde entonces.

No es hasta el año 1965 que la Biblioteca recibe su nombre actual: Biblioteca Teniente Albert Blest Gana; esto en reconocimiento del Teniente Blest Gana, uno de los más grandes novelistas y representantes de la literatura chilena del siglo XIX. Sus novelas, fuentes inagotables de la representación de la identidad histórica de Chile

En el año 1965 pasa  a denominarse Biblioteca Teniente Alberto Blest Gana, en reconocimiento a uno de los más importantes novelistas de las letras chilenas del siglo XIX, especialmente su influencia en las novelas realistas. Las obras de Blest Gana constituyen una fuente que preserva la memoria histórica de la identidad y desarrollo del país, siendo así, el creador de la novela costumbrista.

Gracias a estos cambios la Biblioteca Teniente Alberto Blest Gana, logra consolidarse como una parte fundamental en la formación de los cadetes de la Escuela Militar.

A la izquierda está el Bibliotecario José Almarza (1950) y a la derecha, el Bibliotecario Óscar Cornejo (1977)

Cambio de ubicación y estructura

El proyecto de creación de la nueva biblioteca de la Escuela Militar Teniente Alberto Blest Gana,  nace para dar respuesta a las necesidades del proyecto educativo de la Escuela, consensuado con la Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado (CNAP) hoy CNA. Dicho proyecto, estableció como objetivo central disponer de una biblioteca amplia, moderna y actualizada que permita a los alumnos, profesores de la Escuela, personal institucional y público externo contar con un centro del conocimiento,  investigación, estudio y consulta, que complemente la formación profesional de los futuros oficiales de ejército y proporcione información a todo usuario que realice investigaciones en áreas de las ciencias militares, liderazgo, historia y en temas relacionados con el área de la defensa y seguridad.

Esta iniciativa se comienza a concretar bajo el amparo de la Ley de Donaciones Culturales N° 18.985, cuyos recursos fueron administrados por la Corporación de Conservación y Difusión del Patrimonio Histórico Militar (CCDPHM) y con el apoyo del Arquitecto y STE (Rva) Guillermo Hevia Hernández, quien realiza el diseño arquitectónico de la nueva biblioteca; con el apoyo de profesionales de la Escuela Militar y del Comando de Ingenieros del Ejército (CINGE), quienes participan en la ejecución de proyectos de especialidades bajo la dirección y supervisión de la Comisión Bicentenario del Ejército (COMBICEN).

El proyecto contempló la construcción de la nueva biblioteca, considerando dos accesos internos desde el patio Alpatacal, y un acceso para el público externo desde el sector Los Militares, zona rodeada de hermosos jardines y estacionamientos de vehículos para la Dirección de la Escuela, visitas y personas con discapacidades.

Vista desde el Salón de lectura

Gracias a estos cambios, la Biblioteca Teniente Alberto Blest Gana ha podido acomodar

Agregar un comentario